Control de Calidad del Agua

En las plantas de potabilización se mantiene un control permanente en cuanto a la calidad físico-química y bacteriológica o sanitaria del agua. Estos controles tienen por finalidad cuidar que el agua producida se ajuste a los requisitos que establecen las normas de calidad del agua.

Dado que las características que definen el agua son:

1)ORGANOLÉPTICAS, 2)FISICAS, 3) QUIMICAS, 4) BIOLOGICAS y 5) BACTERIOLÓGICAS, las normas de calidad del agua potable fijan los límites máximos deseables y los límites máximos permisibles de los diferentes parámetros que conforman las cinco características anotadas.

En Aguas de Mérida C.A. el Control de Calidad se realiza para medir las condiciones físico-químicas del agua, y dependiendo del resultado se efectúa un ensayo (Prueba de Jarro), para así aplicar la debida dosificación de los compuestos inherentes al proceso de potabilización.

En las plantas de Aguas de Mérida C.A. se determina cada hora, en condiciones normales, los siguientes parámetros: Color, Turbiedad, PH, Dureza, Alcalinidad, Aluminio Residual, Fluor, Hierro y el Indice de Langelier. En condiciones de climas adversos se determinan, de acuerdo a las condiciones físico-químicas del agua cruda, los parámetros de: color, turbiedad, Ph, y alcalinidad.

El control bacteriológico se realiza en las plantas mediante muestras que permiten medir el número de organismos coliformes presentes (fecales y totales) y el número de colonias (bacterias y hongos).
El control de calidad físico- químico del agua se efectúa en la entrada de la planta, a la salida y en la red de distribución. Este control se lleva mediante la toma de muestras representativas por personal técnico, los días viernes, sábados y domingos.

Para garantizar la calidad bacteriológica en la red de distribución, los captadores toman las muestras y le adicionan el reactivo DPD (N,N – Diethyl – P – Phenylendiamina), método colorimétrico para leer la concentración del cloro libre residual.

Convenios para certificar la calidad del agua

Aguas de Mérida C.A. tiene establecido un convenio de demanda de servicios con el Laboratorio Regional de Servicios Analíticos del Departamento de Química, Facultad de Ciencias (LARSA), de la Universidad de los Andes; donde se certifican los análisis bacteriológicos y físico-químicos de todos los acueductos que administra la empresa en el estado Mérida; Además se tienen contemplados los análisis de metales completos y plaguicidas. Este convenio incluye a su vez asesorías en trabajos de investigación como el impacto ambiental de la gallinaza, cursos, etc.

El Departamento de Microbiología de la Facultad de Farmacia de la ULA, realiza ensayos bacteriológicos al agua producida por la planta de potabilización de la ciudad de Mérida.

Recomendaciones

Una deficiente práctica sanitaria contribuye a la recurrencia de brotes esporádicos de enfermedades de origen hídrico, a pesar de que se disponen de sistemas apropiados para tratar las aguas.

  • La práctica de utilizar aguas de botellón vendidas libremente ha conducido en oportunidades, a brotes de diarreas o de fiebres paratifoides, generalmente no debidas al agua contenida en los botellones, sino a la manipulación antihigiénica del recipiente.
  • En lo concerniente al agua suministrada por Aguas de Mérida C.A. podemos anotar que su calidad sanitaria está garantizada, no obstante, se presentan casos de recontaminación del agua al llegar a los tanques de almacenamiento domiciliarios, y con mayor frecuencia, en los de tipo subterráneos. Lamentablemente, esta situación está fuera de los controles de Aguas de Mérida C.A., y por ello se recomienda hacerle un tratamiento especial de limpieza.
  • Generalmente la ausencia de tapas apropiadas en los estanques de almacenamiento, propicia la entrada de roedores. Es importante la protección de los tanques con tapas acordes al tamaño de los mismos.
  • La fractura de las paredes o del fondo de los estanques, genera filtraciones, causando la degradación de la calidad del agua.
  • No consuma agua de las fuentes superficiales no tratadas.
  • Colabore en la limpieza de los estanques de almacenamiento, cada 2 meses.
  • Si usa agua de lluvia debe usar cloro.